Novios: Errores en la planificación de vuestra boda que un Wedding Planner sabrá evitar -2-

Continuamos con otro de los posts dedicados a esos errores en la planificación de la boda y que pueden ser evitados con un buen asesoramiento profesional. Te recomendamos leer la primera parte de esta serie de posts sobre los errores que los novios suelen cometer cuando planifican su boda.

  • No saludar a todos tus invitados. El día de vuestra boda, es vuestro gran día, pero también es el día en el que debéis mostrar un poco de atención a cada uno de vuestros invitados. Si no son demasiados, hacer un paseo por las mesas al finalizar la cena durante el café, puede ser una buena opción. Si son demasiadas mesas, este momento puede alargarse más de lo deseado con lo que en ese caso, os recomendamos hacer un recibimiento de vuestros invitados en el lugar de la celebración. De esta forma, los saludaréis uno a uno conforme vayan llegando y nadie quedará sin el saludo de los novios, y así evitaremos alargar en exceso el tiempo de estar sentados en mesa.
  • Hacer una mesa de solteros. Claro, las bodas son un buen momento para conocer gente, pero no pienses sólo en colocar a todos tus amigos solteros en una sola mesa (a no ser que sea un grupo muy unido, tipo cuadrilla ;). En su lugar, asigna a las personas según sus intereses compartidos, no por el estado civil. Repasad vuestra lista de invitados y buscad paralelismos. Conectad a los invitados por hobbies, trabajos o intereses similares e intentad que todos se sientan cómodos al ofrecer una mezcla de mesas con rostros familiares y nuevos en cada una de ellas.
  • Hacer un seating plan demasiado previsible. Plantead un seating plan atractivo. Lo más probable es que tanto vosotros como vuestros invitados hayais asistido a innumerables bodas con mesas redondas uniformes coronadas por un centro floral. Si está dentro de vuestro presupuesto -ya que suele suponer un coste adicional por parte del servicio de cátering o restauración-, agregad un poco de personalidad cambiándolo. Intentad experimentar con la forma de la mesa alternando mesas redondas, cuadradas y rectangulares. Poned diferentes centros: unos con jarrones más grandes con pequeñas agrupaciones de flores o  centros bajos con una sola flor.
  • No dejar suficiente tiempo para el peinado y el maquillaje. El tiempo de preparación debe ser lo más relajado posible, porque una vez que vayas con retraso, la presión te pondrá nerviosa. Hay que planificar con los profesionales de peluquería y maquillaje, dejando tiempo de sobra para tomarte incluso una copa de cava si te apetece, y para tener tiempo de hacer unas bonitas fotos de los preparativos con una novia relajada y distendida.
  • Recortar presupuesto haciendo tú la decoración y las flores. Sólo un profesional conoce el ritmo vital de las flores, el precio del mercado y sabe cómo combinar formas, colores, etcétera. Si buscas un resultado profesional y espectacular, no lo dudes, déjalo en manos de un profesional. Recuerda que tu boda no es el momento de experimentar con el DIY y aunque a priori parezca que recortas presupuesto, no lo harás en tiempo ni en tranquilidad, ya que el día de tu boda cuando deberías estar relajada o en los preparativos, tendrás que hacer desplazamientos y montar decoraciones y flores. Tendrás un plus de estrés y menos tiempo para tí.

wedding decorations

  • Recortar el presupuesto en fotografía: Las fotos las hará un amigo que tiene una buena cámara. Aunque tu amigo tenga una gran cámara y muchos seguidores en instagram, nunca será como un profesional experto en fotografía, alguien que sabe trabajar la técnica y la luz … Recuerda que sólo hay una oportunidad para hacer unas fotos bonitas de vuestra boda, así que no la desperdiciéis. No es la primera vez que una novia que confió en un buen amigo o familiar, echa de menos tener algunas imágenes de su ramo, o de la decoración de su boda o de otros detalles que para ella eran especiales. Igualmente, si tu amig@ o prim@ es un invitado a la boda, querrá disfrutar de forma distendida de su cena o almuerzo. Un profesional, tomará un breve tiempo para reponer fuerzas, pero estará pendiente de capturar una buena imagen incluso durante la cena …
  • No tener en cuenta la relación ramo-vestido de novia. Si trabajáis con un florista profesional, os pedirá una fotografía del vestido de novia para poder tener una idea del ramo que mejor irá con el estilo del vestido y de la novia. También querrá saber qué colores vestirán el resto de participantes: el novio, la madrina, madre de la novia … Todos son actores de un mismo escenario y siempre hay que buscar el equilibrio del color. Hay que hacer un estudio y elegir una paleta de colores coordinados. Si optamos por el YO LO HAGO, o porque el ramo lo haga alguien no profesional (un familiar o un amigo que poseen un hermoso jardín …), seguro que no encontraremos el equilibrio entre el color, la combinación de estos, el tamaño y la forma del ramo, el estilo de la novia …
  • No incluir en el presupuesto un extra para gastos imprevistos. Arreglos del vestido de última hora (perdimos demasiado peso, o lo cogimos sin darnos cuenta), los pagos en efectivo de algunos proveedores el día de la boda, detalles de última hora que no se tuvieron en cuenta … Deja que tu Wedding Planner te asesore, ya que te habrá informado a tiempo de todos los costes.

Continuará …

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This - Compartelo

Share this post with your friends! Compartelo con tus amigos!

Shares